Mexicanos al grito de Cannes

David Azar: @DavidAzar93

Cannes 5
Emilio “el indio” Fernández

Estamos a tan solo unos días del festival de cine más prestigioso del mundo y gran favorito de la crítica internacional. La 68 edición del Festival de Cannes arranca el 13 de mayo y culmina el 24 del mismo mes, con un jurado excepcional bajo el presidio de los hermanos Coen. La lista de filmes por estrenar es exquisita, y entre las culturas de todos los rincones del mundo tenemos a cineastas de talla como Hirokazu Kore-eda, Jacques Audiard, Matteo Garrone, Jia Zhangke, Yorgos Lanthimos y muchos más.

Dos sorpresas resonaron por los alrededores de México: David Pablos compite en la selección paralela Un Certain Regard con su última cinta Las elegidas (2015) mientras que Michel Franco, ya familiarizado con el glamour del festival, compite en la selección oficial con su nuevo filme Chronic (2015).

No es de extrañar la presencia del talento mexicano en la costa azul, pues ya más de un cineasta ha sabido enamorar a la crítica especializada en el marco del festival con sus historias. La participación de México en el Festival de Cannes se remonta desde sus inicios, con María Candelaria (1944) de Emilio ‘el indio’ Fernández como la primer película mexicana en la historia del certamen. El indio sorprendió a la audiencia y puso el nombre del cine mexicano en alto cuando el filme fue acreedor del Gran Premio del festival (hoy en día conocido como la Palma de Oro), siendo la primera película latinoamericana en obtener dicho reconocimiento.

Luego tenemos al surrealista por excelencia, Luis Buñuel, quien a pesar de ser español, gran parte de su cine es esencialmente mexicano y también objeto de reconocimiento en dos ocasiones: Buñuel fue acreedor al premio de Mejor Director por su obra maestra Los olvidados (1951) y diez años más tarde se llevaría la Palma de Oro junto con los aplausos de la audiencia con su filme Viridiana (1961), donde Fernando Rey y Silvia Pinal hipnotizan a través la pantalla.

The notorious Last Supper sequence in Luis Buñuel's VIRIDIANA.  
Viridiana

Pasaría un largo numero de ediciones del festival para que México volviera a brillar con su cinematografía en el sur de Francia. No es sino hasta en el 2002 cuando el mundo conoce a un nuevo talento mexicano con un cine de corte contemplativo. Carlos Reygadas pisa la alfombra roja para presentar su ópera prima Japón (2002), la cual le valdría al joven realizador la Cámara de Oro, premio otorgado a la mejor primer película por un director debutante en el festival. Michael Rowe también se llevaría este reconocimiento posteriormente con su filme Año bisiesto (2010). La presencia de Reygadas en Cannes se convirtió en costumbre, pues no sólo el mexicano ha presentado el resto de su filmografía al paso de los años, sino que dos de ellas fueron premiadas con premios aún más prestigiosos: Luz silenciosa (2007) acaparó los reflectores y el Premio del Jurado y, cinco años más tarde su último filme hasta el momento, Post Tenebras Lux (2012), se hizo con el premio a Mejor Director del festival, después de ser abucheada por un público insatisfecho al final de su proyección.

¿Más mexicanos al grito de premios? Nuestro último gran ganador, Alejandro González Iñárritu, ganó el premio a Mejor Director años atrás con su filme Babel (2006), y Javier Bardem fue coronado con el premio de Mejor Interpretación Masculina con Biutiful (2010), dirigida también por el reciente ganador al Oscar. El guanajuatense Amat Escalante, discípulo del mismísimo Reygadas, también probó la gloria cuando su película Heli (2013) le valió el premio a Mejor Director. Ese mismo año, el debutante Diego Quemada-Diez se hizo notar en la sección Un Certain Regard con su cinta La jaula de oro (2013) cuando su elenco de no-actores fue galardonado con el premio a Mejor Ensamble.

Pues así va la fila de reconocimientos que el cine mexicano ha obtenido a lo largo de la existencia de este festival cargado de lo mejor del séptimo arte. Ahora es el turno de estos dos cineastas quienes se embarcan a la competencia con los titanes de la cinematografía internacional, pero eso sí, con proyectos que seguramente tienen con qué brillas.

Por cierto, Michel Franco, quien debuta en el idioma inglés con Chronic este año, ya brilló anteriormente en Cannes con su filme Después de Lucía (2012). El realizador mexicano regresó a casa con el premio Un Certain Regard, otorgado por Tim Roth, presidente del jurado en esa ocasión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s