Jason Blum: La pasión y negocio de la producción cinematográfica

Jorge Durán: @JEDZ1138

jason-blum-1

Entender al cine como una industria puede ser algo difícil de digerir. Muchos tratamos de percibir un largometraje como una forma de expresión audiovisual que va más allá de números en una frívola hoja de cálculo. Sin embargo, al final del día, el cine también debe comprenderse como una serie de engranes generadores de inversiones y oportunidades financieras. El cine es un medio colectivo que busca proveer a todos los involucrados. Vivir de los frutos que deja realizar una producción es un sueño para muchos, pero un estilo de vida para pocos.

Pocas personas dentro la industria han logrado entender esta faceta del cine y sólo algunos son capaces de replicar un éxito tras otro. En ese pequeño sector encontramos a Jason Blum. El nombre no significará mucho para la mayoría de la audiencia que paga por un boleto de cine, pero Blum ha creado un modelo de negocio, dentro del género del horror, que ha revolucionado a la industria y lo ha convertido en el productor más rentable de la última década.

Mientras algunos ejecutivos luchan por recuperar una mínima ganancia con blockbusters, la estrategia de “micro-presupuestos” de Jason Blum le ha permitido desarrollar proyectos que generan ganancias superiores al 2,000% del presupuesto de producción de sus cintas, de acuerdo a Nick Summers de Bloomberg en 2014. En este mismo artículo se detallan algunos de los elementos que forman parte del exitoso modelo de Blum. Principalmente, nadie recibe pago por adelantado, ni actores, ni directores, ni el mismo Blum, esto a cambio de una tajada de las ganancias finales. Adicionalmente, se limitan las locaciones de filmación y los papeles con dialogo. Cada cinta se filma en Los Angeles en un periodo de 20-25 días. Los beneficios son atractivos para todos los involucrados. Blum le otorga edición final a sus directores y los actores pueden ganar el doble de lo que ganarían bajo el modelo tradicional. Mientras más grande el éxito, más ganan los actores.

Blum cuenta con un pacto de 10 años con Universal Pictures. Esto le otorga licencia para dar luz verde a cualquier proyecto presupuestado bajo los 5 millones de dólares, siempre y cuando pertenezca al género de horror, thriller o sci-fi. Si Universal considera los costos de marketing justificables, se le asigna una distribución de 3,000 pantallas a lo largo de los EE.UU. Si el proyecto no amerita un gasto de marketing considerable, se limita a una distribución de View on Demand (VOD), alguna otra plataforma digital o DVD/Blu-Ray. Así es como los riesgos se minimizan y las ganancias se expanden. Es decir, si Blum y los involucrados ganan, ganan en grande y si llegaran a existir perdidas, por lo menos se recuperan los costos.

Desarrollar proyectos como Paranormal Activity (2007), Insidious (2010) y The Purge (2013) le ha otorgado a Blum una plataforma para crecer y crear, y no sólo una fama como visionario dentro de la industria del cine. De igual manera, le ha permitido vincularse a prestigiosos y reconocidos proyectos que van más allá del género del horror. La excepcional Whiplash (2014) de Damien Chazelle y The Jinx: The Life and Deaths of Robert Durst (2015) de HBO cuentan con el respaldo y el nombre de Jason Blum como productor o productor ejecutivo. Sumado a lo anterior, Blum fue premiado en 2014 con un Emmy por co-producir el drama A Normal Heart, también para HBO.

“Blum ha sido tan exitoso, es probable que me pudiera dar un consejo” – Roger Corman

Enfrentar el séptimo arte con el concepto de “industria” puede, irónicamente, devaluar otros conceptos que van más allá de una ganancia material. Lo que ha convertido a Blum en un ejemplo entre inversionistas es la disciplina en los gastos de producción y la visión para equilibrar una pasión y un negocio. Mientras otros estudios escalan costos en secuelas con la expectativa de crear un producto más grande y atractivo, Blum se mantiene en línea con los gastos de todos sus proyectos. Él ha logrado construir una carrera que va mas allá de las funciones de un simple y convencional ejecutivo en busca del próximo “blockbuster”, tampoco busca dominar Hollywood con la próxima “super-producción”. Blum toma riesgos y los convierte en oportunidades para todo su equipo, además de impulsar talentos y carreras en el proceso. En 2015, Lynn Hirschberg de la revista “W Magazine” realizó un profile de Blum donde encapsula su visión de una manera muy simple. Desde su oficina en Los Ángeles, el exitoso productor dice mientras observa el icónico letrero de “Hollywood”: “Me gusta saber que Hollywood esta ahí afuera, pero también me gusta saber que continúa lo suficientemente lejos”.

Del canal de YouTube Total Film, les compartimos este video (en inglés) donde Jason Blum explica en cuatro minutos su carrera cinematográfica:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s