Rogue One: en busca de una nueva esperanza

rogue-one-6

Una nueva entrega de Star Wars siempre constituye un evento en el imaginario de la cultura popular de hoy en día, le pese a quien le pese. Ahora, con la recién salida del horno Rogue One: A Star Wars Story (2016), llevamos a cabo una dinámica un poco diferente en la que decidimos escribir un texto grupal. La intención de esta modalidad es contrastar los diferentes puntos de vista y desarrollar el mayor número de elementos que pudiéramos encontrar interesantes en la nueva película de una de las sagas más simbólicas y apreciadas en el séptimo arte. En esta ocasión, participamos tres de los colaboradores de planta de IV ACTO (Jorge, Jose y David) y un colaborador invitado (Willy).

[SPOILER ALERT]

Antes de seguir leyendo, les advertimos que algunas partes del texto incluyen la revelación de ciertos spoilers muy importantes, por lo que sugerimos primero haber visto la película.

Jorge Durán: @JEDZ1138

Rogue One: A Star Wars Story representa el primer proyecto fuera de la saga Skywalker por parte de Lucasfilm. Y aunque podría ser considerada una precuela directa de Episode IV: A New Hope, el enfoque del director Gareth Edwards es algo distinto y nuevo a lo previamente presentado en esta galaxia muy, muy lejana.

Todos conocemos el resultado y las consecuencias de esta historia pero nadie conoce el sacrificio y los detalles que comprenden esta misión. Ese es el reto para Edwards: retratar una historia que todos hemos leído varias ocasiones al inicio de Episode IV: A New Hope pero que pocos conocemos, sin mencionar el forjar un nuevo camino para las próximas cintas ‘spinoff’ del universo Star Wars. El resultado de este nuevo proyecto escrito por Chris Weitz y Tony Gilroy encierra un concepto que eleva a la trilogía original sin explotar la nostalgia. Para todos aquellos preocupados por el difícil camino que aparentemente invadió la post-producción de la cinta, podemos confirmar que el resultado final es coherente y presenta uno de los finales más emocionantes y energéticos, no sólo dentro de la filmografía  Star Wars pero dentro de todo el género. Al final Rogue One representa un historia llena de aventura, desarrollando conceptos como “esperanza” y “rebelión” con una vibra que sólo el universo creado por Lucas puede entregar. Si bien el desarrollo de algunos personajes podría interpretarse limitado, las acciones y decisiones que los conducen son interesantes, llenas de matices, que benefician una narrativa mayor y que se enfoca en el sacrifico y en la redención. Rogue One es una pieza que complacerá a aquellos en busca de una nueva historia de Star Wars.

rogue-one-3

Willy Sepúlveda: @WillySepu1

El episodio VII fue un homenaje a la primera trilogía lanzada con miras en el desenlace del VIII y del IX. ¿Sería Disney capaz de contener una historia en 133 minutos sin el fílmico recurso de la incertidumbre? Fuimos escépticos. Ni un mexicano como co-protagonista fue suficiente chispa para desatar nuestra euforia. Pero no faltamos a la cita, que a misa se va hasta cuando la fe languidece. Y entonces encontramos una historia digna de nuestro lejano y pasado cosmos. La plenitud de un equipo en la espiritualidad de Chirrut (Donnie Yen) y la fortaleza de Baze (Jiang Wen), la determinación a largo plazo de Galen Erso (Mads Mikkelsen) a costa de su nombre, la mirada trascendente entre Jyn Erso (Felicity Jones) y Cassian Andor (Diego Luna); hasta la reaparición del Gran Villano porque –Vader-no-necesita-motivos. Esta vez las suturas para hilvanar dos historias no dolieron, nos hicieron vibrar. Y en ese preciso éxtasis, un rebelde preguntó a la Princesa por el contenido de la transmisión que recibieron. Segundos después, habría de comenzar lo que vivimos por primera vez en nuestro universo 40 años atrás, lo que esta película logró recobrarnos de una vez por todas: Una Nueva Esperanza.

Rogue One: A Star Wars Story (Diego Luna) Ph: Film Frame ©Lucasfilm LFL

Jose Hernández: @josechj7

Rogue One es de lo mejor que he visto este año y lo mejor que he visto de Star Wars desde Return of the Jedi (1983). No es un secreto la influencia que tiene la figura del Samurai en la saga de Lucas, sin embargo, no recuerdo otro momento en el que la referencia sea tan clara (hecho que se aprecia en las locaciones y el diseño de personajes). Hubo dos detalles que en lo particular no fueron de mi agrado: el efecto de sonido en el momento en que chocan las dos Imperial Star Destroyers, que se escucha como un destello estelar; quizá fuera de lugar, quizá un guiño a Disney. La segunda fue la secuencia en Jedha: fuera de que esta locación sea un escenario de guerra que hace alusión al Medio Oriente, fue curioso que los rebeldes estuviesen vestidos como el estereotipo de terrorista (e incluso fueron llamados así). Por otro lado, destacan en el filme los conflictos internos de los personajes principales, que si bien no tuvieron un perfil de badass de Poe Dameron echándose un killstreak de 10 naves de la Primera Orden en The Force Awakens (2015), lograron la justa combinación de coraje y perfil bajo que su misión requería, una que será recordada como la digna precuela de A New Hope.

Rogue One: A Star Wars Story (Donnie Yen) Ph: Film Frame ©Lucasfilm LFL

David Azar: @DavidAzar93

Partiendo del primer experimento de ‘spinoff’ de Star Wars, y ubicándose precisamente en medio de la línea narrativa del mismo, el director Gareth Edwards se vio enfrentado a grandes retos desde el momento en que decidió ser el responsable de Rogue One. El más curioso tal vez sea que, potencialmente, todos sabemos cómo termina esta historia (los rebeldes se hacen con los planos de la Estrella de la Muerte), lo que no hace más que exigirle a Edwards la construcción de personajes entrañables y una tensión infalible para compensar esta falta de ‘factor sorpresa’, y vaya que lo logró con una excelsa ejecución. Además de su favorable recepción por el espectador promedio, Rogue One logró tapar los huecos y absurdos que la vieja trilogía -y específicamente la primer entrega de la saga- habían arrojado desde finales de los 70’s, revitalizando la línea narrativa de Star Wars e incluso inyectándole más carácter a los personajes de Darth Vader y Moff Tarkin (quien nos visita del más allá cortesía del impecable trabajo de Industrial Light & Magic en los efectos visuales). La acción, la esperanza, el buen drama y, sobre todo, la nostalgia, hacen de Rogue One una sólida entrega en el universo que Lucas nos regaló hace ya algunos años, y demuestra que Disney ha sabido entender lo que se cuela en las fibras más sensibles de los warsies. Para cerrar, solo quiero destacar la secuencia de Vader al final de la película: un poema del lado oscuro de la fuerza que muchos fans estábamos esperando ¡Gracias, Edwards!

rogue-one-7

One thought on “Rogue One: en busca de una nueva esperanza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s