¿Yo, Fascista? Un diagnóstico basado en los 14 síntomas del fascismo de Umberto Eco.

14 síntomas del fascista eterno relatados por Umberto Eco e ilustrados a través del cine.

Natalia Martínez: @Nataliama2

Selección de filmografía de David Azar (@DavidAzar93) y Natalia Martínez

er-is-weider-da
Fotograma de Er ist wieder da (2015).

Tenían razón: la historia es cíclica. Me era antes difícil creerlo porque no lo había vivido. Nunca había sido testigo de esa manía extraña que tiene el ser humano con acomodar deliberadamente delante de él la misma piedra con la que se había tropezado, roto la pierna y el brazo, para volver a tropezar con ella. Los seres humanos no solamente somos entes curiosos y peculiares, difíciles de entender, somos también el único animal que se tropieza con la misma piedra dos veces, o quizá incluso más de dos. Ya hemos visto antes cómo sujetos imponentes, de ultraderecha, radicales, conservadores hasta la médula, son elegidos por el pueblo para convertirse en los nuevos líderes mundiales. Nos ha pasado más de una vez y los resultados de esta terrible elección nunca han sido favorables: odio creciente hacia ciertas minorías, un nacionalismo poco fundamentado, sentimientos de superioridad racial… guerra. La última vez en que sucedió esto el resultado fue el exterminio sistemático de once millones de personas de los cuales más de la mitad eran judíos y un muro de la vergüenza separando a una misma ciudad en Este y Oeste.

Creí que habíamos aprendido: Mussolini, padre del fascismo, murió apaleado por su propio pueblo, la guerra civil española, dirigida por Francisco Franco, apoyado por el líder italiano y el alemán, claro, acabó con la vida de entre 500,000 y un millón de sus connacionales, sin contar a otros tantos cuya existencia se vio terriblemente destrozada, y Alemania acabó como acabó por Hitler, dejémoslo así.

¿De los errores se aprende? ¿No? El muro de Berlín se derribo la noche del 10 de noviembre de 1989, 28 años después de que se erigiera. Su caída representó una de las reflexiones más grandes a las que se ha visto sometida la humanidad: el perdón, un no volverá a pasar convencido, un mundo progresista de Tratados de Libre Comercio, de Uniones Europeas, de Naciones Unidas, de globalización, de tolerancia. Menos de un año después, en el Potsdamer Platz, Roger Waters cantó All in all you’re just another brick in the wall.

Hoy, “la nación de la libertad”, corona a un hombre tan radical e impulsivo como los mencionados anteriormente. La extrema derecha en Austria obtuvo su mejor resultado desde la Segunda Guerra Mundial. Una Marine Le Pen neurótica usa un discurso muy parecido al de Trump para ganar popularidad. Pasó Brexit. Viene Polonía, también Holanda. Un Bad hombre sentado en la silla presidencial de los Estados Unidos, no hace más que alentar a otros ansiosos de poder, de grandeza nacional, a intentar hacer lo mismo. A la cadena se le suma a diario un nuevo eslabón. De pronto las canciones de Pink Floyd vuelvan a ganar sentido: Of course mama’s gonna help build the Wall.

No nos confundamos. Si en tiempos de democracia personas así se están posicionando como los líderes, es porque un número importante de la población los eligió, porque un número relevante de coterráneos los creyeron su mejor opción. En conclusión, bastantes de las personas que nos rodean, por lo menos aquí en Europa, en Estados Unidos y tal vez en México se identifican con el pensamiento fascista.

En 1995 el escritor e intelectual italiano, Umberto Eco, presentó las 14 señales del fascismo en la Universidad de Columbia. Eco explicó cómo el fascismo, a pesar del contexto social o histórico del momento, puede permear la mente de muchas personas por igual.

SPETT.UMBERTO ECO A NAPOLI(SUD FOTO SERGIO SIANO)
Umberto Eco

Este artículo invitará a una reflexión exhaustiva sobre lo que es esta ideología, tomando como punto de referencia algunas películas (porque no hay nada que no se puede ilustrar con cinematografía) y los 14 síntomas del fascismo relatados por Umberto Eco. Recuerden, no es necesario caer en todos para ser considerado un fascista, con dos es más que suficiente.

Suerte con el diagnóstico. ¡Ojalá no les salga positivo!

1. Culto a la tradición: La primera característica del Fascismo eterno de Eco es el culto a la tradición, a las reglas sociales establecidas previamente. Hay que mantener en cuenta que el afecto a ciertas tradiciones, o el mantener vivas algunas usanzas pasadas no necesariamente nos hace pertenecer a esta categoría. Nos referimos a un culto obsesivo con lo tradicional, la incapacidad de hablar de cambios sociales porque las cosas no deben cambiar. El “antes todo era mejor”. El seguir reglas instituidas en un pasado lejano sin cuestionarlas. Para el fascista eterno, la verdad ya fue anunciada en más de cien ayeres y hay que seguir caminando sobre ese difuminado camino que ya no se acomoda al progreso tecnológico o científico de la sociedad. Como consecuencia, el avance del saber se ve castigado, oprimido.

Trailer de The Stepford Wives (2004) de Franz Oz.

2. Rechazo a la modernidad: Esta testarudez con el pasado nos lleva a un claro rechazo, miedo y falta de reflexión en torno a lo reciente, porque lo “nuevo” amenaza las tradiciones espirituales y nacionales. Para el Nacional Socialismo, por ejemplo, el iluminismo, la edad de la razón, era percibida como el inicio de la depravación moderna. Para un fascista la razón, al cuestionar verdades establecidas, corresponde al libertinaje. Por ende, el fascismo eterno corresponde a la falta de cuestionamiento, a la irracionalidad.

Clip de Mona Lisa Smile (2003) de Mike Newell.

 3. La acción por la acción: El actuar debe ser el primer motor del ser humano y debe realizarse antes de cualquier reflexión. El pensamiento, el estudio es signo de debilidad. “Yo actuo y doy resultados inmediatos”. Pues sí, cualquiera que cuestione -los intelectuales y los científicos, la cultural liberal- es considerado traidor:

Clip de Full Metal Jacket (1987) de Stanley Kubrick.

“Congressman John Lewis should spend more time on fixing and helping his district, which is in horrible shape and falling apart (not to mention crime infested) rather than falsely complaining about the election results. All talk, talk, talk – no action or results. Sad!”

(El congresista John Lewis debería usar su tiempo intentando arreglar o ayudar a su distrito, el cual está en terrible forma y se está desmoronando – sin mencionar su problema de criminalidad -en vez de quejarse sobre los resultados de la elección. Hablar, hablar, hablar, sin acción o resulturado. ¡Triste!)

4. Rechazo al pensamiento crítico: Normalmente el pensamiento crítico no coincide con las rigurosas normas tradicionales o con los pensamientos separatistas o ultranacionalistas, ya que ninguna de estas aptitudes logran su sustento trás haber sido sujetas a un ejercicio de reflexión. El desacuerdo es traición, por ende, la duda, el cuestionamiento racional es la primera señal que dan los desertores. El fascista es incapaz de aceptar críticas o datos que develen sus errores, por lo que acusa a los medios de comunicación, periodistas o cualqueira que esté en discrepancia de calumniosos.

Clip de Fahrenheit 451 (1966) de François Truffaut.

“Any negative polls are fake news, just like the CNN, ABC, NBC polls in the election. Sorry, people want border security and extreme vetting.”

(Cualquier sondeo negativo es noticia falsa, así como los sondeos de CNN, ABC, NBC para las elecciones. Lo siento, la gente quiere seguridad en las fronteras y veto extremo.)

5. Miedo a la diferencia: El desacuerdo, las ideas contradictorias, son señal de diversidad. El eterno fascista que retrata Umberto Eco, suele comenzar sus discursos políticos, su llamamiento al pueblo, acusando a los intrusos, incriminando a las personas con creencias, apariencia o cultura distinta. El ser humano, por naturaleza, le teme a lo desconocido: el fascista recurre a acentuar este sentimiento en el pueblo. “No es racismo, es protección ante una posible amenaza”.

Clip de The Day the Earth Stood Still (1951) de Robert Wise.

“Everybody is arguing whether or not it is a BAN. Call it what you want, it is about keeping bad people (with bad intentions) out of our country!”

(Todos discuten sobre si es una prohibición total. ¡Llámenlo como quieran, se trata de mantener a las malas personas – con malas intenciones – fuera del país!)

6. Llamamiento a las clases medias frustradas: Dejemos que el mismo Umberto Eco nos explique este punto. “Una de las características de los fascismos históricos ha sido apelar a las clases medias frustradas, desvalorizadas por alguna crisis económica o humillación  política, asustadas por la presión de los grupos sociales subalternos. En nuestro tiempo, en que los viejos proletarios se están transformando en pequeña burguesía, el fascismo encontrará en esa nueva mayoría su público.” – Umberto Eco

Clip de Metropolis (1927) de Fritz Lang.

 “Today, we are not merely transferring power from one administration to another, or from one party to another — but we are transferring power from Washington, DC, and giving it back to you, the people.”

(Hoy, no solamente estamos transfiriendo poder de una administración a otra, o de un partido al otro – estamos transfiriendo el poder de Washington y devolviendoselos a ustedes, el pueblo.)

7. Obsesión por el “complot”: Como lo hemos podido apreciar, todas las características están claramente correlacionadas. El miedo a la diferencia, la cólera ocasionada por la desaprobación, el apoyo de los miembros más frustrados y poco educados de la sociedad, crea una obsesión con la conspiración hecha por parte de la oposición. El que no apoye al fascista es porque forma parte de una secreta red de “poderosos” que se conjuran en su contra.

Clip de Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb (1964) de Stanley Kubrick.

“I will be asking for a major investigation into VOTER FRAUD, including those registered to vote in two states, those who are illegal and…. even, those registered to vote who are dead (and many for a long time). Depending on results, we will strengthen up voting procedures!”

(Pediré que se haga una gran investigación sobre el FRAUDE ELECTORAL, incluyendo a aquellos que se registraron para votar en dos estados, a los ilegales e… incluso esos registrados para votar que están muertos. Dependiendo en los resultados, fortaleceremos los procedimientos de votación.)

8. Miedo al enemigo: lo desconocido causa temor, lo distinto resulta incomprensible por la falta de estudio o análisis que se le ha dedicado. Para el fascista el que es distinto religiosa, intelectual, culturalmente se convierte inmediatamente en indigno de comprensión y por ende una amenaza hacia los ideales o el estilo de vida de su nación. Por esto, Umberto Eco dice que la poca capacidad de evaluación objetiva, los condena a perder sus guerras.

Clip de Invasion of the Body Snatchers (1978) de Philip Kaufman.

“If the ban were announced with a one week notice, the bad would rush into our country during that week. A lot of bad dudes out there!”

(Si el veto se anunciara una semana antes, los malos entrarías en nuestro país esa misma semana. ¡Hay muchos tipos malos allá afuera!)

9. Antipacifismo: el pacifismo es un acuerdo de convivencia con el enemigo, por lo que no es opción para el fascista eterno retratado por Eco. La palabra “enemigo” es recurrente dentro de su vocabulario diario, así como la lucha por derrotar a ese supuesto adversario.

Clip de Return of the Jedi (1983) de Richard Marquand.

“Happy New Year to all, including to my many enemies and those who have fought me and lost so badly they just don’t know what to do. Love!”

(Feliz año nuevo a todos, incluyendo a mis muchos enemigos y a aquellos que intentaron vencerme y perdieron terriblemente, ellos no saben qué hacer. ¡Besos!)

10. Elitismo: Para el fascista existe un claro elitismo popular, nacional e ideológico. El traidor es por lo regular un depravado que no logra formar parte de ese grupo de ciudadanos moralmente superiores.

Trailer de The Riot Club (2014) de Lone Scherfig.

“The beauty in me is that I am very rich.”

(La belleza en mí recae en mi riqueza.)

11. Heroísmo: En la ideología fascista el héroe capaz de dar su vida por sus creencias, su nación o su partido político, resulta digno de respeto y de pasar a la posteridad como héroe nacional.

Clip de Captain America: the First Avenger (2011) de Joe Johnston.

“John McCain is a war hero because he was captured. I like people that weren’t captured.”

(John McCain es considerado herore porque fue capturado. A mi me gustan las personas que no han sido capturadas.)

12. Transferencia de la vonlutad de poder a cuestiones sexuales: Para el filósofo alemán Arthur Schopenhauer, la voluntad de poder es el deseo ciego del hombre por dominar la voluntad del otro. El fascista considera este deseo de poder un elemento únicamente masculino por lo que le es difícil asumir el que existan miembros del género opuesto dedicándose a la política. Existen roles establecidos para cada genero. La condena a la homosexualidad o el observar a la mujer como una mera via de satisfacción sexual, son rasgos del fascismo eterno.

Clip de G.I. Jane (1997) de Ridley Scott.

“If Hillary Clinton couldn’t satisfy her husband what makes you think she can satisfy America?”

(¿Si Hillary Clinton no pudo satisfacer a su esposo, qué te hace pensar que podrá satisfacer a los Estados Unidos?)

13. Populismo cualitativo: Uno de los métodos para ganar la atención de las mayorías es el acusar al gobierno de ya no representar la voz del pueblo.

Clip de The Triumph of the Will (1935) de Leni Riefenstahl.

“El fascismo ha sido una revolución espiritual contra todas las viejas ideologías que corrompían los sagrados principios de la religión, de la Patria y de la Familia. Como revuelta espiritual, el Fascismo ha sido expresión directa del pueblo.” – Benito Mussolini.

14. Neolengua: ¡He aquí mi favorito! Una claveal del lenguaje utilizado por los líderes fascistas recae en la pobreza de su léxico y en su sintaxis básica. Las soluciones fáciles, los adjetivos peyorativos, insultos o halagos sencillos, la falta de argumentos. Un lenguaje que no deja espacio a la reflexión, al análisis, al razonamiento crítico. Es mucho más fácil controlar a un pueblo ignorante.

Clip de Indagine su un cittadino al di sopra di ogni sospetto (1970) de Elio Petri.

En Febrero del 2016, en su discurso en Nevada, Trump proclamó su amor por ciertos grupos de la sociedad que contribuyeron a su victoria en el partido republicano. Exclamó “I love the poorly educated.”

(Amo a los que tienen bajos niveles de educación).

Como lo ha dejado ya muy claro Umberto Eco, el síntoma principal de toda característica fascista es la falta de reflexión. Esta enferma ideología política sustenta su triunfo en la ignorancia, la escasez de capacidad crítica. Maneja los instintos primarios que surgen en el ser humano en tiempos de incertidumbre económica o social: el miedo, la frustración, el sentimiento de abandono. Alimenta la nostalgia por un ayer sobrevalorado, promete acción inmediata, cambios rápidos, mejoras oportunas sin jamás decir exactamente cómo se llevarán a cabo todas esas promesas. Se alimenta del odio a las diferencias, de un absurdo sentimiento de superioridad, de ira. Sus simpatizantes aplauden eufóricos al escuchar que entre las propuestas está la de devolverles el protagonismo que algún día gozaron. – no hay sentimiento más irracional y nocivo para el ser humano que la ira.

Acusamos a los líderes fascistas de haber convencido a su pueblo con discursos brillantes, con un cañoneo incesante de propaganda. He escuchado a más de cien personas decir que Hitler fue un genio, maligno, pero un genio que logró llevar a una nación a cometer los más atroces de los crímenes. Los gobernantes no son genios que de pronto se alzan para, con mentes maquiavélicas, controlar a las masas. Los líderes no son más que el reflejo de su pueblo. En 1933 había democracia. Según el diccionario la democracia es el sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir a sus gobernantes. Nuestra responsabilidad como miembros de un sistema democrático no es otra que la de la reflexión, libre de miedos o de ira o de doctrinas oxidadas. El cuestionarnos todas y cada una de las palabras que pronuncia un posible presidente en su campaña. El no tener solamente un punto de inflexión al momento de elegir, sino juzgar la totalidad de sus actitudes y proposiciones. Recordemos: Hitler y Mussolini fueron elegidos.

Los denominamos monstruos. Pero … ¿Quién eligió al monstruo?

Clip de The Great Dictator (1940) de Charlie Chaplin.

7 thoughts on “¿Yo, Fascista? Un diagnóstico basado en los 14 síntomas del fascismo de Umberto Eco.

  1. Cynthia Falcon 11 febrero, 2017 / 4:54 pm

    Muy interesante su propuesta.

    Gracias

    Me gusta

    • ivacto 14 febrero, 2017 / 12:31 am

      Gracias a ti por leernos y comentar, Cynthia. Saludos.

      Me gusta

  2. Sergio Cardell 14 febrero, 2017 / 5:20 pm

    Excelente artículo, muy ilustrativo con la escenas de cine y las declaraciones del moderno dictador ¡

    Me gusta

    • ivacto 14 febrero, 2017 / 5:59 pm

      Gracias por tu comentario y por leernos. Me da mucho gusto que te haya gustado, para cualquier recomendación, aquí estamos. ¡Un saludo!

      Me gusta

  3. Santiago 15 febrero, 2017 / 10:00 pm

    Pracitcamente la mayoria de la gente entra en varios puntos de esta clasificacion, lo que quiere decir es que aunque muchos en esta era de la informacion esten mas educados que antes, seguimos siendo parte de la masa; por este motivo no es posible generalizar o clasificar a corrientes politicas, porque dentro de estas hay un sin fin de posturas personales que pueden cambiar en cualquier momento. El error, creo, en que pueden caer ciertas mentes mas lucidas, es pensar que hay soluciones simples a cualquier problema o reto social. Ningun sistema es perfecto, menos la democracia moderna, que ha tenido muchas fallas y esto es lo que ha provocado los problemas actuales.

    Me gusta

    • Daniel 17 febrero, 2017 / 1:20 am

      Claro que no. La mayoría de la gente no entra en varios de estos puntos.

      Me gusta

  4. Gabriel 17 febrero, 2017 / 4:46 am

    Acá entra en todos los puntos el castrismo, el chavismo, el correismo, etc, etc, etc….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s