You’re Next: un delicioso licuado de ‘slasher’, ‘gore’ y ‘home invasion’

Jorge Durán: @JEDZ1138

youre next 1.jpg

Lo que comienza como una reunión familiar en una remota casa de campo para la familia Davison terminará en una cacería sangrienta donde no todo es lo que parece. El sub-género de “home invasion” ha demostrado ser un terreno fértil para muchos seguidores del horror y You’re Next (2011) es el exponente ideal para ejemplificar el trabajo de una nueva generación de cineastas.

You’re Next (2011) es dirigida por Adam Wingard y escrita por Simon Barret, una mancuerna que ha demostrado ser capaz de sostener un balance con diferentes proyectos a lo largo de su carrera, equilibrando horror, acción, humor torcido y una estética visual llena de energía. Conocidos por largometrajes como The Guest (2014) y por participaciones en cintas de antología como V/H/S (2012) y The ABCs of Death (2012), Wingard y Barret pertenecen a una nueva ola de realizadores como Ti West (quien coincidentemente actúa en esta cinta), Michael Dougherty (director de Trick r’ Treat), Fede Alvarez y E.L. Katz que han encontrado diferentes maneras de inyectar energía a un aclamado género.

Wingard y Barret toman el concepto del juego de “el gato y el ratón” y modifican las reglas para llevar a la audiencia en un viaje cuyo destino final podría parecer predecible, pero logran manipular ingeniosamente el desarrollo de la historia y de los personajes para otorgar un giro inesperado lleno de tensión. Es difícil hablar del personaje principal sin entrar en terreno de spoilers, pero basta decir que, en esta historia, una presa fácil es la trampa más segura.

A pesar de no haber recibido una distribución formal hasta 2 años después de su adquisición por Lionsgate en el Festival de Toronto en 2011, You’re Next mantuvo una fuerte recepción por parte de la audiencia y la crítica. Uno de los aspectos mas característicos de esta cinta es la capacidad de revitalizar un género y honrarlo al mismo tiempo. La banda sonora, por ejemplo, es un homenaje directo a las películas de John Carpenter de la década de los 80’s (una característica que Wingard y Barret mantendrían para su siguiente proyecto, The Guest).

Es por todo lo anterior que You’re Next es una buena alternativa para aquellos dispuestos a explorar una faceta nueva dentro del horror. A continuación, les compartimos el tema de Erin, parte de la música original de la película:

Trick r’ Treat: el renacimiento del Halloween

Jorge Durán: @JEDZ1138

trick-r-treat

Existen producciones que se desarrollan silenciosamente y cuyo lanzamiento pasa casi desapercibido. Estas películas son descubiertas en una conversación casual con un amigo o en una reunión. Son la clase de cintas que nos llaman en un anaquel o en el pasillo de una tienda. Hay películas que simplemente son descubiertas una tarde, mientras vemos TV o como resultado de una sugerencia aleatoria en un sistema de suscripción digital. Si la película en cuestión nos entrega una buena experiencia, será una momento que definitivamente recordaremos. La sorpresa de descubrir algo totalmente nuevo (sin el apoyo de la explotación recurrente y continua de mercadotecnia) y el dejarnos atrapar por una buena historia es lo mejor que estos “tesoros escondidos” del cine nos pueden ofrecer.

Trick ‘r Treat (2007) del director Michael Dougherty es un proyecto que definitivamente entraría en la descripción anterior. Esta es una cinta dentro del género de antología de horror que ha alcanzado un seguimiento de culto y una recepción por parte de la audiencia que sólo es comparable con joyas del género, como Halloween (1978) de John Carpenter. Desde su lanzamiento en 2009, Trick ‘r Treat ha disfrutado de una admiración por fanáticos del horror y del público en general. Arte conmemorativo, coleccionables, memorabilia, cosplayers, presentaciones especiales en la pantalla chica (en 2013 FEARnet presentó Trick ‘r Treat en un loop continúo durante 24hrs. conmemorando su estatus de culto) y en la pantalla grande, han promovido a Trick ‘r Treat como una de las mejores cintas de horror de la última década.

Trick ‘r Treat nació como una adaptación del cortometraje animado Season’s Greetings (1996), dirigido por el mismo Dougherty, retomando el concepto de antología que hiciera famoso cintas como Creepshow (1982), Twilight Zone: The Movie (1983) o Tales From the Darkside: The Movie (1990). A pesar de que el guión fue el primer trabajo que Dougherty elaboraría como escritor, pasarían varios años y varios obstáculos (sin mencionar el rechazo de varios estudios) para que el largometraje viera la luz del día. En una etapa inicial de desarrollo, Trick ‘r Treat incluiría la participación de la leyenda de efectos visuales/productor, Stan Winston. Adicionalmente, Winston convocaría a directores de la talla de John Carpenter, George A. Romero y Tobe Hooper para dirigir cada una de los segmentos que complementan el largometraje. Increíblemente, los estudios dejaron pasar una propuesta de este calibre dejando el proyecto a la deriva por varios años.

Con el paso del tiempo, Dougherty establecería una relación laboral con el director Bryan Singer –The Usual Suspects (1995). Juntos, desarrollarían proyectos como X2 (2003) y Superman Returns (2006). Fue justo después de esta última cuando Singer sugirió a Dougherty dirigir su propio guión, al descubrir que se trataba de un proyecto tan personal. Singer y el productor Jon Jashni de Legendary Pictures ayudarían enormemente a establecer el proyecto en Warner Bros. El proceso para convencer al estudio no sería fácil, al tratarse de un director primerizo con un proyecto que involucraba una mezcla de horror y comedia. Sería la preparación y la determinación de Dougherty la que convencería al estudio de dar luz verde para el financiamiento, al presentar un guión muy bien desarrollado, acompañado de storyboards y arte conceptual que generaban una estructura sólida de pre-producción.

Todo avanzaría favorablemente para Dougherty hasta que, por razones que aún son desconocidas, la duda invadió al estudio. Warner se mantuvo al margen con el lanzamiento de la cinta por un periodo de un año aproximadamente, dejando el proyecto en un limbo. Considerando este desfavorable suceso, Legendary Pictures tuvo la oportunidad de presentar algunas copias en el circuito de festivales. El Butt-Numb-A-Thon de Harry Knowles de Ain’t Cool News, en diciembre de 2007, representaría el primer y el más grande impulso que la cinta obtendría, generando reacciones positivas en blogs y en sitios web especializados. Este impulso continuaría con una proyección en el Festival de Horror Screamfest en 2008 y con presentaciones en la Ciudad de Nueva York y Los Ángeles. Eventualmente la cinta obtendría su lanzamiento. Sin embargo, este se realizaría de forma directa en formato DVD y Blu-Ray en octubre de 2009.

Al final, Michael Dougherty considera que el formato de distribución fue uno de los elementos que ayudaron a Trick ‘r Treat a posicionarse sólidamente como un film de culto. La presentación limitada con proyecciones en festivales fueron elevando la cinta y cuando un método de distribución masiva fue añadido se obtuvo un resultado explosivo. Las reacciones generadas por las presentaciones, un año previo al lanzamiento del DVD/Blu-Ray, catapultaron las ventas de la cinta. El año de su estreno, 2009, la cinta se desempeño un 70% por arriba de las expectativas del estudio. Dougherty dice:

hay muchas películas que salen y tienen grandes lanzamientos en el cine, pero quedan olvidadas dos semanas después”.

Han pasado casi 10 años desde la primera proyección de Trick ‘r Treat en 2007 y puedo decir con gran seguridad que la cinta se mantiene como una pieza de originalidad dentro del género de horror y dentro de una industria, en ocasiones, necesitada de conceptos e ideas nuevas. Trick ‘r Treat sobresale y permanece relevante cada año por que nos involucra en una historia que respeta al género, además de ser una cinta que se esfuerza por elevar de forma singular y con mucho éxito a una festividad como ‘Halloween’. La estructura de la cinta, la convergencia entre los diferentes segmentos que tejen la narrativa, un divertido e inteligente guión, además de un excelente diseño de producción y de personajes, convierten a Trick ‘r Treat en un “tesoro escondido” que merece ser visto y compartido cada año.

Películas malditas: ¿superstición en el cine?

David Azar: @DavidAzar93

Rosemary's Baby

La superstición es la piedrita en el zapato del entendimiento lógico ¿Qué es lo que despierta esta inclinación a justificar las coincidencias con lo paranormal? Las casualidades despiertan en nosotros una curiosidad macabra. A lo largo de la historia del séptimo arte, han ocurrido sucesos bizarros ligados a la trama o el mensaje de ciertas producciones. Estos sucesos desafortunados que carecen de explicación lógica, hacen que cataloguemos el fime como “maldito”. ¿Por qué? ¿Será que el explicar un montón de coincidencias con supersticiones nos tranquiliza? ¿O es que realmente hay algo más allá de nuestro entendimiento jugando con nuestro destino?

A continuación, presento cuatro casos muy famosos de producciones malditas. Curiosamente, estas cuatro producciones se desenvuelven en el concepto de lo diabólico:

Rosemary’s Baby (1968)

El productor de la película William Castle murió por complicaciones en el riñón después de terminar la película. Lo curioso es que antes de enfermarse, recibió una carta anónima que leía:

“Bastardo. Creyendo de brujería. Devoto del camino satánico. Mi predicción es que te pudrirás lentamente en un dolor intenso que tú mismo te causaste”

Lo peor sucedió con el mismo director de la cinta. En 1969, Roman Polanski compró una lujosa casa en Los Ángeles, la cual perteneció previamente al productor musical Terry Melcher. Para los que no saben, Melcher fue quien rechazó grabar la música de Charles Manson. Para la mala suerte de Polanski y de su esposa Sharon Tate, la “familia Manson” entró a la nueva casa de la pareja y asesinó brutalmente a Tate, embarazada de ocho meses. Polanski se encontraba en Londres durante el acontecimiento. Para hacer el cuento más perturbador, uno de los asesinos escribió la palabra “Pig” (cerdo) en la puerta principal de la casa con la sangre de Tate. Finalmente, la “familia Manson” bautizó este asesinato con el nombre “Helter Skelter”, en honor a la canción de The Beatles. Casi once años después, John Lennon sería asesinado en frente de su hotel “The Dakota”, mismo donde se filmaron algunas escenas de Rosemary’s Baby.

Supersticiosos o no, este es un evento que pone los pelos de punta. Pueden leer aquí nuestro artículo acerca de esta obra maestra del terror.

terror-1

The Exorcist (1973)

Las famosas ocho muertes relacionadas con la producción de la joya del terror de William Friedkin son tan sólo la punta del iceberg de esta maldición. La noche de la premier italiana de The Exorcist, en Roma, un rayo golpeó una iglesia del siglo XVI que se encontraba a un lado del cine, haciendo que su cruz cayera en medio de la piazza.

Por otro lado, durante el rodaje de la película, hubo un incendio en el estudio de filmación y el set de la casa de los McNeil se quemó por completo a excepción de una recámara. Así es, la recámara de Regan (Linda Blair), la niña poseída por el demonio Pazuzu, se mantuvo intacta.

Otra leyenda que aterroriza el legado de la película fue cuando el actor Jason Miller, quien interpretó al padre Karras en la cinta, fue abordado en la calle por un sacerdote que le previno de aquellos quienes:

“revelan al demonio por su naturaleza de estafador, ya que éste buscará retribución en ellos o detendrán sus intentos de desenmascararlo”

Como dato curioso, The Exorcist, basada en la novela homónima de William Peter Blatty, fue la primer cinta de terror en ser nominada al Oscar como Mejor Película.

terror 2.jpg

The Omen (1976)

Este clásico de terror dirigido por Richard Donner y protagonizado por Gregory Peck acerca de la llegada del anticristo en la forma de un niño cualquiera es una de las referencias directas de las producciones malditas. Tanto Peck como el productor ejecutivo de la película Mace Neufelds y el guionista David Seltzer fueron testigos de cómo un rayo golpeaba el avión en el que viajaban. Cabe mencionar que se trataba de tres vuelos diferentes. Después de haber sobrevivido esta horrible experiencia, Peck estuvo a punto de abordar un avión a Israel (una de las locaciones de la película) que terminaría estrellándose, sin dejar ningún sobreviviente. A pesar de su suerte, la maldición no se apiadó del actor: su hijo Jonathan Peck se suicidó apenas unos meses antes de iniciar el rodaje.

Por otro lado, el viernes 13 de 1976, el director de efectos especiales John Richardson y su asistente Liz Moore murieron trágicamente en un accidente automovilístico. Para rematar con un toque siniestro, Richardson fue decapitado en el accidente, justo como una de las muertes más emblemáticas en la película.

terror 3.jpg

Poltergeist (1982)

No sólo la película de Tobe Hooper, sino la trilogía completa se piensa que está maldita. El evento que aparentemente disparó la maldición en torno a Poltergeist fue el uso de esqueletos reales como utilidad en la filmación en una de las escenas de la primer película, pues era más barato que la fabricación de esqueletos falsos. Se cree que las actrices Heather O’Rourke (Carol-Anne) y Dominique Dunne (Dana) murieron a raíz de esta maldición. O’Rourke murió de una complicación medica al recibir un diagnóstico equivocado, mientras que Dunne fue brutalmente asesinada por su novio.

En una escena en particular, el personaje de Robbie tiene un póster del Superbowl XXII en su habitación, el cual tendría lugar en 1988 (seis años después del estreno de la película). Heather O’Rourke murió un día después del verdadero Superbowl XXII, que tuvo lugar en San Diego, California. Curiosamente, este era el lugar que el póster indicaba como sede del evento deportivo dentro de la película.

terror 4.jpg

Coincidencias muy extrañas o manipulación sobrenatural, estos eventos siguen vigentes en el imaginario colectivo como mitos populares del séptimo arte. Hay muchas más producciones que han sufrido eventos inexplicables, o que persiguen a algunos colaboradores del proyecto. Sea la creencia de cada quien, estas situaciones no dejan de asombrarnos, pues al final del día son parte de estas obras que los cinéfilos amantes del terror nos hemos apropiado.