El universo cinematográfico de Marvel Studios; cómo reinventar el cine de superhéroes

Ramón Treviño: @RamonTrevinoF

Estamos a un pestañeo del estreno de lo que se espera ser la nueva maravilla de Marvel Studios, Avengers: Infinity War (Anthony & Joe Russo, 2018), la cinta que reunirá a veintidós superhéroes en la pantalla grande en un proyecto cinematográfico trabajado por una década.

A lo largo de diez años, Disney y Marvel Entertainment nos han presentado una nueva era de películas basadas en cómics. Iron Man (Jon Favreau, 2008) fue la cinta que abrió la puerta de un universo donde cada personaje de estas historias están unidos por el bien de la Tierra, siempre y cuando el estudio tenga los derechos de autor. Como cualquier niño que creció con cómics y caricaturas, para mi fue algo surreal ver estas figuras de acción cobrar vida, interactuar entre ellos y, más increíble aún, salvar el mundo. Claro, las cintas de superhéroes tiene más de cincuenta años proyectándose en las salas de cine, mas nunca con adaptaciones de este calibre, como fue el caso del hito The Avengers (Joss Whedon, 2012) en su momento, primera pieza ensamble de la saga y cinta que le recaudó 1,519 miles de millones de dólares en taquilla al estudio.

Por otro lado, DC Comics también entró a la arena del universo cinematográfico de superhéroes con un proyecto similar al de Marvel Studios. Sin embargo, el universo DC, inaugurado con Man of Steel (Zack Snyder, 2013), no ha sido tan coherente ni exitoso hasta ahora, a pesar de contar con figuras como Batman, el mejor personaje en la historia de los cómics (no hay discusiones) y a Superman, el emblema estadounidense de la libertad y justicia. Las contrapartes de este par en Marvel son Iron Man y Capitán América. De la mano del director Jon Favreau, el alter ego de Tony Stark (Robert Downey Jr.) sentó las bases de este mega proyecto cinematográfico. Lo más complicado para Marvel, Disney y el productor Kevin Fiege, cabeza de toda esta organización nerd, fue dar vida a Steve Rogers, mejor conocido como Capitán América.

El reciente éxito de Black Panther (más de 930 millones de dólares en taquilla al momento de esta publicación) habla de un renacimiento que el estudio viene cocinando desde 2014. No se trata de una casualidad, sino de una fórmula que se ha trabajado por casi un lustro. En 2011, antes del gran estreno de los Vengadores,  Marvel estrenó Captain America: The First Avenger (Joe Johnston, 2011), un intento decente que de alguna manera quedó corto como introducción del “Cap.” El problema con Rogers y su escudo es que reflejan un personaje muy anticuado. Creado en 1941, como mera propaganda durante la Segunda Guerra Mundial, ¿cuál fue la primera portada del cómic de Capitán América? El mismísimo patriota dándole un puñetazo a Adolfo Hitler.

El Capitán América ha logrado una madurez como personaje líder del estudio a través de los años. Las aventuras fueron más dramáticas y el diseño menos infantil, deshaciéndose del traje azul brillante y rojo vivo que alejaban de la seriedad. Fue allí donde el imperio del entretenimiento entendió que replicar la fórmula del héroe salvando al mundo quedó atrás; necesitaron ingeniárselas para fomentar una nueva historia con un género distinto: espionaje. Para la segunda entrega de Rogers como el protagonista de la historia, Captain America: The Winter Soldier (Joe & Anthony Russo, 2014), Marvel Studios sabía que este personaje un tanto aburrido, poco atrevido y muy estricto con sus ideales necesitaba un giro para generar un mayor interés en el público. Chris Evans regresó para darle vida al Cap; no es el mejor actor del mundo, incluso dentro de los Vengadores, pero sí tiene la chispa necesaria para invertir rédito en él.  Kevin Feige tomó una decisión poco común para la silla de director, que al final fueron dos. Los hermanos Anthony y Joe Russo fueron elegidos para dirigir el filme, cuando su única experiencia para controlar un proyecto de 170 millones de dólares fueron 14 capítulos de la serie de televisión Community (Dan Harmon, 2009-2015). Sin embargo, después de la grata respuesta en taquilla y las críticas favorables con Winter Soldier, Marvel adoptó esta fórmula: colaborar con cineastas independientes con la habilidad de sacar buenas actuaciones a las estrellas de la saga, mientras el control de la historia a grosso modo está en manos de Feige y otros cuantos.

El acierto más importante de los hermanos Russo y Feige fue eliminar el concepto de superhéroe. El azul celeste y rojo vivo fueron sustituidos por un uniforme militar azul marino. Sí, el trama es un cliché, el mejor soldado de una organización secreta encuentra que ésta es corrupta y se convierte en un perseguido. Lo hemos visto por enésima vez, mas funciona en Winter Soldier porque no estamos acostumbrados al género de espía en una cinta de estos personajes que nacieron en viñetas coloreadas. Podemos otros elementos clásicos del cine de espías en esta segunda entrega del Cap. Desde frases como “ama a las personas, pero no confíes en ellas”, hasta el giro narrativo [SPOILER ALERT] en que la cabeza de la súper organización de inteligencia S.H.I.E.L.D.S. es el verdadero villano, interpretado por un magnífico Robert Redford.

Algo con lo que Marvel Studios ha batallado en estos diez años de miles de millones de dólares en taquilla han sido sus villanos. Las historias siempre se enfocan en los protagonistas, cuando en la mayoría de los casos los malos tienen un pasado y/o un propósito muchas veces más intrigante. Este es el caso en Winter Soldier con Bucky Barnes, un villano que comparte características muy similares a las de Rogers. Un némesis en su significado literal. No obstante, esta convención funciona en esta secuela porque se trata de un personaje que conocemos desde la primera entrega. La cercanía que tiene con Cap crea todavía más emociones en el climax.

Es así como las cintas de Marvel y sus propuestas de contar sus historias a través de distintos géneros cinematográficos han enamorado a millones de personas en las salas de cine. Thor: Ragnarok (Taika Waititi, 2017), más que una película de superhéroe, es una odisea de ciencia ficción con pinceladas gruesas de comedia; Spider-Man: Homecoming (Jon Watts, 2017) es una historia de “coming of age”, de un adolescente tratando de salir adelante en la preparatoria y enamorado de la niña más popular de su escuela. Black Panther (Ryan Coogler, 2018), el bombazo del momento, es una narrativa que explora el conflictos de nación, identidad y poder, maquillados con fantásticas secuencias de acción.

Mientras seguimos en esperando con ansias la tercer entrega ensamble del universo cinematográfico de Marvel, proyecto en el que todas las películas anteriores han apostado su narrativa y que junto con su segunda parte definirá el éxito colectivo de toda la saga, les dejamos el avance de lo que se viene en abril:

Doctor Strange: el nuevo hechizo de Marvel

Jorge Durán: @JEDZ1138

doctor-strange

La producción numero 14 de Marvel Studios llega a las salas de cine con una pieza más del impresionante y siempre expansivo Marvel Cinematic Universe (MCU). Cada producción de Marvel ha logrado otorgar una voz y una estética característica a cada uno de sus personajes. Después de más de una docena de historias, Kevin Feige y compañía han logrado perfeccionar una fórmula y una narrativa en un terreno fértil y fantástico. Crear estas superproducciones podría resumirse como una tarea fácil para un estudio con la trayectoria de Marvel, tratándose de un género tan popular los cómics mismos, pero si algo hemos atestiguado en un año con producciones similares es que la audiencia es cada vez más demandante, sin mencionar un mercado competitivo con la presencia de plataformas de Video On Demand (VOD).

Doctor Strange (2016) representa uno de los proyectos más atractivos para Universo Marvel. Además de contar con uno de los elencos más impresionantes en la historia del estudio, este nuevo proyecto manifiesta un estilo visual sobresaliente que justifica la asistencia a una sala de cine y eso es lo mejor que una película puede hacer por su audiencia. El director Scott Derrickson ha perfeccionado el trabajo de llevar una historia a la pantalla grande gracias a cintas previas como The Exorcism of Emily Rose (2005) o Sinister (2012). Esta película merece ser vista en el mejor formato posible y IMAX es la opción ideal. Derrickson aprovecha las bases de producciones anteriores para aterrizar uno de los personajes más misteriosos dentro del roster de Marvel y al mismo tiempo logra tejer un contexto que se conecta de forma natural con el MCU.

Escrita por John Spaihts, Scott Derrickson y C. Robert Cargill, Doctor Strange nos cuenta la historia del médico cirujano Stephen Strange -el mejor en su campo-. Pero el talento y el éxito van acompañados de la arrogancia y el exceso de confianza para Strange. La imprudencia lo guiará por un camino donde un pequeño descuido se traducirá en un terrible accidente que lo inhabilitará de las herramientas más importantes: sus manos. A partir de ese momento, Stephen Strange entrará en un viaje personal para encontrar una cura, un viaje que lo llevará ante “El Ancestral” (Tilda Swinton).

La nueva trayectoria y la guía de “El Ancestral” conducirán a Strange a un mundo lleno de misticismo que va más allá de la comprensión humana. El arco narrativo de nuestro personaje principal puede entrar en paralelismos con Tony Stark, por ejemplo, pero Derrickson entiende las raíces del personaje y logra adaptar con éxito un contexto que destaca y aprovecha totalmente la presencia de Benedict Cumberbatch. El diseño de producción converge impresionantemente con los efectos visuales para crear unas de las mejor y más originales secuencias de acción de este año.

Si hay una constante en el curriculum de Marvel, es la calidad. No sólo es impresionante contar con un talento de la talla de Chiwetel Ejiofor, Benedict Wong, Rachel McAdams y Mads Mikkelsen. Al final, lo importante es saber utilizar dichos talentos. La más reciente producción de Marvel deja claro que estamos en presencia de un estudio que entiende a la perfección dónde nacen las historias. Siendo esta una reseña libre de “spoilers” concluiremos mencionando que Doctor Strange es el origen de una historia que abarcará un espacio importante en el Universo Marvel. Con un proyecto como este, los cimientos parecen estar listo para futuros proyectos como Guardians of the Galaxy, Vol. 2 y Thor: Ragnarök próximamente.

La enorme maquinaria de Marvel Studios

Jorge Durán: @JEDZ1138

Marvel 2

‘Captain America: Civil War’ no sólo representa la apertura de una nueva fase para Marvel, tampoco puede definirse únicamente como la 13va. cinta dentro del Universo Cinematográfico Marvel (MCU, por sus siglas en inglés), ‘Civil War’ se puede describir como una de las entradas más ambiciosas y revitalizadoras dentro de la maquinaria de Marvel Studios y es el mejor ejemplo de lo entretenido, fantástico y creativo que puede llegar a ser el siempre criticado pero jamás igualado género de cintas de superhéroes.

Marvel ha solidificado su presencia y estilo a lo largo de 8 años, iniciando con ‘Iron Man’ en 2008. Lo que Jon Favreau (director) y Kevin Feige (co-productor) iniciaron definió los cimientos de Marvel Studios, originando una de las sagas más valoradas dentro de la industria. El Universo Cinematográfico Marvel ha buscado ser replicado con resultados mixtos o ideas cuestionables (desde Warner Bros. con el roster de DC Comics, pasando por Paramount con el Universo Hasbro y recientemente Universal con el Universo de Monstruos Clásicos) lo que ha originado la creencia de una “fórmula secreta” para explicar la notoriedad de las producciones Marvel entre las cabezas de los estudios rivales. El éxito del MCU no puede resumirse únicamente a su desempeño en taquilla (esta semana, gracias al saludable desarrollo de ‘Civil War’, el MCU -13 largometrajes- alcanzó la cifra de 10 billones de dólares, de acuerdo a deadline.com), este resultado tiene que ser interpretado y medido por la satisfacción entre fanáticos, cinéfilos y público en general, pero esa satisfacción, ese sello Marvel, ha sido el resultado de un exhaustivo proceso.

El  triunfo de Marvel se debe a una combinación de diferentes factores, iniciando con la inclusión de Louis D’Esposito y Kevin Feige como las cabezas de Marvel. Feige no sólo es el presidente de Marvel Studios (desde 2007), sino que ha producido o co-producido cada una de las cintas dentro del MCU. Adicionalmente, ha jugado un papel activo y decisivo dentro de cada uno de los proyectos del estudio. La planeación de Feige ha proporcionado una coherencia que fortalece el término “Universo Cinematográfico”. Su visión como arquitecto del universo Marvel ha generado un espina dorsal que ha servido como estructura para futuros proyectos dentro del mismo estudio. El peso de Feige se combinó con el talento de directores de la talla de Jon Favreau (‘Iron Man’, ‘Iron Man 2’), Joe Johnston (‘Captain America: The First Avenger’) y Kenneth Branagh (‘Thor’) para dar vida a la “Fase I” del MCU, culminando con ‘The Avengers’ de Joss Whedon. “La Fase II” del MCU no solo presentó la adición de nuevos y creativos directores, como Shane Black (‘Iron Man 3’) y James Gunn (‘Guardians of the Galaxy’), también ofreció la oportunidad de proyectar y descubrir cierta agudeza fílmica en nuevos directores como los hermanos Anthony y Joe Russo, cuyos antecedentes en la TV demostraron ser clave para generar una de las cintas más aclamadas dentro del MCU: ‘Captain America: Winter Soldier’. Y aunque se han presentado discutibles eslabones débiles dentro de esta serie de proyectos (‘Thor: The Dark World’) y controversias dentro del estudio (la salida del director Edgar Wright en ‘Ant-Man’), Marvel ha sabido definir y planear una línea de tiempo clara sin comprometer los arcos narrativos o el desarrollo individual de sus personajes.

Marvel 5
Kevin Feige

El compromiso de Marvel con el entendimiento de sus propiedades va mas allá de la exhibición de secuencias de acción o un reparto excepcional. Marvel ha entendido el peso cultural y emocional de cada personaje que adapta. No teme explorar o reinventarse con cada nueva entrada; ha sabido ser entretenido y al mismo tiempo ofrecer un acercamiento original de sus personajes. Todo lo anterior sólo se puede lograr con un ambiente colaborativo. Retomando la estructura creativa dentro del estudio que mencionábamos anteriormente, hay que señalar que Feige es la parte, una gran parte, de una compleja ecuación. Recientemente, David Faraci (via birthmoviesdeath.com), en relación al éxito de la nueva “Fase III” del MCU y al reciente triunfo de ‘Captain America: Civil War’, destacó el fenómeno conocido como “Marvel Bullpen”.

El “Marvel Bullpen” fue desarrollado en las oficinas de Marvel Comics en la década de 1960, donde editores, productores, artistas y guionistas dentro de la publicación se reunían en un gran espacio abierto, listos para arrojar ideas y conceptos, además de recibir sugerencias y consejos de sus obras. Esto generó un ambiente de colaboración y creatividad pura dentro de las oficinas. Este mismo concepto ha empezado a ser adoptado dentro de las oficinas de Marvel Studios en Burbank, Ca., complementando la idea unificadora bajo la visión de Feige. En ese mismo artículo, se menciona al director Peyton Reed (‘Ant-Man’) señalar la interacción entre directores y escritores de varios proyectos. Ver a directores como Taika Waititi y Scott Derrickson discutir en el pasillo de las oficinas sus futuras cintas (‘Thor: Ragnarok’ y ‘Doctor Strange’, respectivamente) o simplemente conversar con James Gunn durante la comida acerca de sus planes. “Es increíble tener a Ryan Coogler en la oficina junto a la mía“, recalca Reed en relación al director de ‘Black Panther’.

Todo lo anterior se refleja en la pantalla y culmina en un trabajo como ‘Civil War’, donde la herencia de trabajos previos convergen para revitalizar el futuro del MCU. El peso de un símbolo, de un uniforme, de un personaje, evoca un legado y un significado emocional que toca fibras personales en cada uno de nosotros; Marvel entiende eso mejor que nadie en la industria. y los alcances de Marvel Comics dentro del MCU, no se limitan a un formato o un medio en específico. El poder de Marvel se ha traducido en excelentes series de TV, bajo la coordinación de Jeph Loeb en Marvel Television, como ‘Daredevil’ y ‘Jessica Jones’ dentro de nuevas plataformas como Netflix. Y aunque ha encontrado dificultades para establecer su lugar con proyectos más convencionales como ‘Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D.’ y ‘Marvel’s Agent Carter’, la unidad  y congruencia del Universo Cinematográfico de Marvel se mantiene intacta y cada vez más fuerte. A todo lo anterior se suman cortometrajes distribuidos en video o “direct-to-video” (Marvel One-Shot) que tejen y exploran aún más este Universo. El porvenir de Marvel se ve prometedor y más aún entendiendo cómo funcionan los engranes de esta impresionante maquinaria. Podemos enfatizar que no existe una “fórmula secreta” en las oficinas de Marvel, tampoco existen salidas fáciles, el estatus de Marvel ha significado tropiezos previos y adaptaciones deficientes, sin mencionar las batallas internas. Y aunque las propiedades de Marvel se han repartido a diversos estudios, previo a la formación de Marvel Studios (e.g. Fox & X-Men, Sony & Spider-Man, etc.), el sello característico que ha reforzado personajes como ‘Iron-Man’, ‘Captain America’, ‘Thor’ y ‘Hulk’ es único.

Para concluir el repaso del MCU hasta ahora, y en espera de lo que viene en los próximos años para complementar este longevo proyecto, les compartimos la siguiente lista del orden cronológico de todo el Universo Cinematográfico de Marvel, cortesía de la página web ‘Tech Times’ (www.techtimes.com). Aprovechamos el verano que apenas empieza para invitarles, o incluso retarles, a degustar del MCU con todos y cada uno de los productos pertenecientes al mismo. Disfruten:

Captain America: The First Avenger (Film)

Agent Carter (One-Shot en el Blu-Ray de Iron Man 3)

Agent Carter (Serie TV: Temporadas 1-2)

Iron Man (Film)

Iron Man 2 (Film)

A Funny Thing Happened on the Way to Thor’s Hammer (One-Shot en el Blu-Ray de Captain America: The First Avenger)

Thor (Film)

The Incredible Hulk (2008 Film)

The Consultant (One-Shot en el Blu-Ray de Thor)

The Avengers (Film)

Item 47 (One-Shot en el Blu-Ray de The Avengers)

Iron Man 3 (Film)

Agents of SHIELD (Serie TV: Temporada 1, Episodios 1-7)

All Hail The King (One-Shot en el Blu-Ray de Thor 2: The Dark World y formato digital)

Thor 2: The Dark World (Film)

Agents of SHIELD (Serie TV: Temporada 1, Episodios 8-16)

Captain America: The Winter Soldier (Film)

Agents of SHIELD (Serie TV: Temporada 1, Episodios 17-22)

Guardians of the Galaxy (Film)

Daredevil (Serie Netflix: Temporada 1)

Jessica Jones  (Serie Netflix: Temporada 1)

Daredevil (Serie Netflix: Temporada 2)

Agents of SHIELD (Serie TV: Temporada 2, Episodios 1-19)

Avengers: Age of Ultron (Film)

Ant-Man (Film)

Agents of SHIELD (Serie TV: Temporada 2, Episodios 20-22)

Agents of SHIELD (Serie TV: Temporada 3, Episodios 1-19)

Captain America: Civil War (Film)

Agents of SHIELD (Serie TV: Temporada 3, Episodios 20-22)

Fuente: http://www.techtimes.com/articles/48613/20150424/how-to-watch-the-full-marvel-cinematic-universe-in-order.htm