Almost Famous: Descubriendo el mundo junto al Rock

Jose Hernández: @josechj7

Almost Famous 3

En escritos anteriores he mencionado mi gusto por el Rock y he hecho referencia a filmes del género como Detroit Rock City (1999) y Sing Street (2017). Mientras miraba entre mi colección, decidiendo sobre qué película escribir ésta vez, llamó mi atención una que con leer el título me transportó a una etapa de mi vida más simple en la que solía escuchar Rock todo el tiempo, ver repetidamente videos en YouTube como el de Sweet Child O’Mine o November Rain de Guns N’ Roses (que era fan de Slash) y pasar la tarde buscando tablaturas para intentar reproducir los solos de guitarra que marcaron mi adolescencia. El filme que escogí fue el ganador al Mejor Guión Original: Almost Famous (2000).

La cinta casi autobiográfica del director estadounidense Cameron Crowe nos narra la historia de William (Patrick Fugit) un chico que a los 11 años recibe a escondidas una colección de vinilos de Led Zeppelin, Cream y The Who (entre otros) por parte de su hermana mayor Anita (Zooey Deschanel), quien con 18 años de edad decidió dejar su hogar escapando de su estricta madre Elaine Miller (Frances McDormand). Entre los discos de Anita había una nota con el texto “Escucha Tommy (álbum de The Who) con una vela encendida y verás tu futuro”. Este último era convertirse en periodista de Rock. Con 15 años, William da un paso adelante en su profesión al contactar al editor de la revista Creem, Lester Bangs (Philip Seymour Hoffman) quien toma al joven escritor bajo su tutela y le asigna la tarea de redactar un texto de 1000 palabras sobre Black Sabbath.

Al serle negado el acceso por parte del guardia del backstage en el concierto en el que planeaba entrevistar a Sabbath, conoce a las Band Aids, un grupo de chicas que se diferencian de las groupies al no estar con los artistas por su status, sino meramente por la música, o al menos así lo aclara Penny Lane (Kate Hudson), quien se volverá amiga y compañera de viaje de William. Para interpretar éste papel, Kate Hudson escuchó mucho Rock clásico, leyó el libro I’m With the Band (1987) de la famosa groupie Pamela Des Barres, y entrevistó a varias esposas de rockstars. “Cuando miras sus ojos ves tristeza” Dijo la actriz en una entrevista para The Morning Call, “Puedes decir cuánto pasaron y cuán desilusionante puede ser ese mundo, pero al mismo tiempo, ellas sabían en lo que se metían”.

Al llegar Sabbath, dejan pasar a las Band Aids al backstage, pero no a William. Cuando toda oportunidad de entrar parecía perdida, Stillwater, la banda de “teloneros” con la que entra el joven reportero, entra en función. Después de ese concierto, William consigue trabajar con la revista Rolling Stone (sin que supieran que es menor de edad). Acto seguido, William se une a tour Almost Famous 73 (1973) de Stillwater, intentando redactar un escrito de 3,000 palabras para la revista estadounidense.

MCDALFA EC019

Los temas de la banda ficticia fueron escritos por Crowe y su esposa Nancy Wilson mientras estaban en su luna de miel. En una entrevista para Film Comment, el director dijo que escribieron las canciones y crearon una banda sabiendo que algún día los podría usar para un filme. Casi 15 años después, esto se volvió una realidad. También explicó el origen del título de la película, ya que originalmente pensaba llamarla Untitled, pero el estudio no lo dejó.

“Solía ir a conciertos, ver a Mick Jagger y al observar a su lado, cerca de los amplificadores a estas personas. Los ves y piensas, ¿quiénes son?, ¿son groupies?, ¿son amigos del promotor? ¿están casados con el bajista?; Por que son casi famosos.”- Cameron Crowe

El guión que presenta Crowe es de lo mejor que he visto en películas de este giro, y no es para poco ya que, como mencioné previamente, le llevó a ganar el Oscar Mejor Guión Original en la 73ª edición de los premios de la Academia. Ese año también estuvo nominada Kate Hudson como Mejor Actriz de Reparto, quien desempeña a la perfección su papel al plasmar las emociones de una chica de dieciséis años, independiente, pero vulnerable a la vez.

Almost Famous narra la historia de un chico que poco a poco pierde la inocencia que conservaba saliendo de casa, enfrentándose así a una realidad llena de mentiras, desilusiones y egoísmo. Crowe nos presenta el mundo de la música como lo vivió cuando él mismo reportaba para Rolling Stone en su juventud: en roadtrips de concierto en concierto, de una punta del país a la otra, donde lo que se busca es la expresión por medio del arte y la camaradería; un mundo donde a final del día lo importante no son las drogas ni el sexo, sino el Rock n’ Roll.

Sing Street: amor y Rock n Roll

Jose Hernández: @josechj7

sing-street

En febrero de 2014 se anunció el nuevo proyecto del director irlandés John Carney: Sing Street. El filme tuvo su premier este año en el Sundance Film Festival pero no llegó a nuestros cines sino hasta principios del pasado mes.

La historia que Carney nos cuenta se desarrolla en Dublín a mediados de los años 80s, mostrando una Irlanda cuyos habitantes están dispuestos a emigrar a la capital inglesa, Londres, apenas se presente la mínima oportunidad. Estos habitantes buscan cambiar su realidad, una a la que aparentemente todo irlandés estaba destinado.

Uno de estos soñadores es nuestro protagonista, un adolescente de 15 años llamado Conor Lanor (Ferdia Walsh-Peelo) que por asuntos familiares -económicos principalmente- se ve obligado a cambiar de una escuela privada a una escuela del Estado llamada Synge Street CBS. Este es un instituto cristiano donde abundan bullies, y profesores estrictos y donde también Conor conocería a su primer amigo y futuro socio: Darren (Ben Carolan). Ejemplificando la frase “amor a primera vista”, al salir de clases Conor conoce a Raphina (Lucy Boynton), a quien le miente diciendo que es miembro de una banda para poder acercarse a ella -ya que tenía fama de ignorar a los chicos del colegio- y la invita a participar como modelo en uno de sus videos. Tras convencer a Raphina, Conor y Darren empiezan a reclutar gente para su nueva banda que tendría por nombre el título de la película.

Sing Street nos lleva por el camino de un adolescente descubriendo su identidad por medio de la música. También nos narra una historia de amor entre dos personas, así como al arte y a todo lo que en esencia representa el Rock n Roll. El crecimiento del protagonista está bien definido por los conflictos que el guión determina y también por las diferentes etapas y géneros musicales por las cuales su banda transita. El estilo musical de Conor inicia con un sonido ochentero, haciendo uso de sintetizadores, pero toma rutas diferentes a lo largo del filme de acuerdo a las situaciones sentimentales del personaje. El variado soundtrack cuenta con temas de Duran Duran, The Cure y Motörhead, entre otros, al igual que con ocho canciones originales. Los actores que conforman el elenco tienen una previa formación musical que se refleja fielmente en su actuación, y que de igual manera los ayudó a debutar en la industria del cine irlandés.

Si hemos de ubicar Sing Street dentro del séptimo arte, podemos colocarla a lado de películas como Detroit Rock City (1999) de Adam Rifkin y Almost Famous (2000) de Cameron Crowe como un punto de referencia conceptual. Si bien estas películas exploran diferentes profundidades emocionales, las tres mantienen, cada una a su manera, la esencia del Rock n Roll.

A continuación, el video clip de The Riddle of the Model de Sing Street, una canción obligada de la película: